Publicado: 22 de Agosto de 2018

Las evidencias de desplazamientos de los apoyos de neoprenos pueden provocar con frecuencia la necesidad de sustituirlos, ya sea por agotamiento de su comportamiento elástico, o por la pérdida de geometrías del sistema de entrega. Son trabajos habituales en el memento de actividades de Restauración Estructural S.L.. 

En este caso se trataba de un ripado persistente de los apoyos preexistentes que amenazaban con la expulsión de éstos de sus nidos, por lo que procedimos a fabricar nuevos apoyos con una geometría amoldada a la entrega actual de la pasarela, así como fabricar unos apoyos auxiliares de perfilería metálica que, empotrados mediante anclaje químico a las paredes del estribo permitieron una transferencia de cargas segura y estable durante las operaciones de izado.

Utilizamos una Central Electrónica con cargas hidráulicas de hasta 700 bares acompañada de los correspondientes latiguillos, empalmes y grifos para comandar dos cilindros de 90T que lograron ordenadamente realizar el izado del tablero y la correspondiente sustitución de apoyos.

Después del pegado de los nuevos neoprenos al altar del estribo se procedió al desgateo de la estructura y a la retirada de toda la instrumentación.

Estas actuaciones de gateos de cargas son muy frecuentes en maniobras de Obra Civil y se van actualizando en labores de Edificación donde a la exigencia de menos carga hidráulica se le acompaña la necesidad de instrumentar deformaciones o desplazamientos mediante medidores inductivos en tiempo real.

Tenemos claro que estos gateos serán motivo de noticias en futuras Newsletters de RE.