Publicado: 28 de Agosto de 2018

Desgraciadamente, la falta de mantenimiento estructural en voladizos, aleros y balcones provoca en algunas ocasiones alcanzar estados de ruina o de muy escasos coeficientes de seguridad. En este caso RE ha reconstruido las balconadas corridas en las tres fachadas del edificio donde en alguna de sus secciones tuvimos que proceder a la demolición parcial de las mismas debido a su estado ruinoso y a desprendimientos producidos. El saneo de todas las secciones e intersecciones de la estructura del alero con la fachada, así como la demolición parcial y reconstrucción de canes de soporte de los tableros hubieron de realizarse con sumo cuidado de garantizar el nuevo empotramiento de los canes ruinosos con la geometría estética de una fachada singular y con el respeto de no invadir espacios de obras en el interior de las viviendas.

Tras la reconstrucción, las balconadas vuelven a lucir su esplendor arquitectónico y las  solicitaciones de cargas vuelven a verse, sobradamente garantizadas, con coeficientes de seguridad sobre elevados y una durabilidad reactivada.