Publicado: 14 de Noviembre de 2018

Traemos en este mes un detalle constructivo que en ocasiones se pasa por alto en los proyectos de reparaciones estructurales. Se trata de las soluciones de borde de elementos estructurales planos que bien motivados por demoliciones continuas o por ahuecamientos exentos exigidos por la nueva arquitectura del edificio requieren romper la continuidad del elemento estructural que estaba calculado y diseñado para trabajar de una manera, que con el cambio, puede cambiar de manera significativa.

En esta ocasión hemos procedido a ejecutar las soluciones de borde mediante la conformación de un zuncho armado que ancla las armaduras de positivos y negativos confinándolas en la nueva sección de borde. En otras zonas de la estructura la solución se basó en la realización de una sección mixta hormigón –perfil metálico acompañada de una cremallera de conectores que anclaba la reconstrucción del forjado a la estructura porticada del edificio.

En cualquier caso, y sea la solución de borde que sea, lo importante es que las solicitaciones de tracciones y de momentos flectores que se quiebran al realizar una demolición o un ahuecamiento dispongan de un nuevo anclaje mecánico que permita alcanzar nuevamente los coeficientes de seguridad que se perdieron al modificar los esquemas estructurales originales.